viernes, 22 de marzo de 2013

Paco, el Winchester y las Harley


ENTREVISTA A PACO HERNÁNDEZ BOLADO
WINCHESTER: UN RINCÓN DEL SUR DE EE.UU. EN TORRELAVEGA
Las motos, concretamente las Harley Davidson, el Rock&Roll americano, pero más tirando al country y el southtern y la cultura del sur de los Estados Unidos, son las pasiones de Paco Hernández Bolado y de todas ellas hay un poco, o un mucho en uno de los locales más originales y con más estilo de Torrelavega el “Winchester”, un pub con un innegable sabor americano en sus carteles, sus banderas, sus símbolos y matrículas y por supuesto en su música…porque en el “Winchester” el rock lo inunda todo, hasta la forma de vida de un personaje que deja su huella en cada rincón del bar y que ha hecho de sus pasiones una forma de vida. Su “enorme humanidad” y su aspecto un tanto fiero quizá no reflejan la personalidad de un tipo que no para nunca de sonreir y de vacilar, que desborda buen rollo por los cuatro costados y que recibe a Torrelavega Mentretiene para hablar de música, de su pub y de su club de moteros “BANDOLEROS M.C.”, una particular forma de ver la vida que poco tiene que ver con lo que nos han contado desde el cine y la televisión
P.- ¿Cómo pasó este local de ser el “Duendes” a ser el “Winchester”?
R.- Cuando yo entre en la sociedad aún era el “Duendes”, llevaba con ese nombre nueve años y funcionaba bien, yo estuve así durante dos años, después se disolvió la sociedad y me convertí en el único dueño. Mi idea principal era cambiar el concepto y la decoración. Se me ocurrió hacer una encuesta con los clientes habituales, los fijos del bar y de ahí surgieron varios nombres como Mustang o Ruta 66, al final salió el nombre de Winchester y fue el más votado, así que lo elegimos, porque pese a ser un nombre americano a casi nadie le era desconocida la palabra. El nombre estaba enfocado a la cultura americana, porque era lo que quería reflejar, me gusta mucho ese rollo, me gusta mucho la música country, el southern, me gusta el rock, me gusta todo lo referente en la cultura del sur de los Estados Unidos.

P.- ¿Tenías un concepto claro del local que querías o tenías ya un modelo?
R.- Me fui fijando en ciertas cosas y ciertos locales, cogiendo conceptos e ideas para completar lo que yo tenía en la cabeza, le pedí ayuda al “Indio” y el hizo varias cosas, sobre todo la madera, él también hizo el árbol…el bar antes de eso, tenía una decoración basada en la mitología y en Cantabria, yo quería cambiar ese concepto totalmente y creo que lo conseguimos, de hecho pese a que hay gente a la le gustaba más antes , la mayoría me dicen que les gusta mucho más ahora, y no sólo por la decoración, sino por la música y todo lo referente a las motos.

P.- Si, porque las motos son parte fundamental del local, el “Winchester” es la sede en Cantabria del club “Bandoleros M.C.”
R.- Si, Bandoleros se divide en partidas, las hay en Jaén, donde está la partida madre, en Alicante, Barcelona, Salamanca, Cantabria, Asturias y el País Vasco y aquí en Torrelavega el Winchester es por así decirlo la sede de la partida de Cantabria.
P.- ¿Cómo funciona un club de motos como Bandoleros M.C.?
R.- Funcionamos más o menos igual que todos los clubes, quizá los más conocidos de forma internacional son los Hell Angels o los Bandidos, todos los clubes se identifican por los colores en la espalda cerrados en un círculo. Después hay unos criterios de entrada, el primer paso es ser un “custom club”, es el novato y lleva los colores del club, pero es como una iniciación, este paso es necesario porque después hay gente que no quiere seguir por el compromiso que conlleva. El segundo paso es el “gang”, con los mismos colores pero divididos de tres en tres, colores, nombre y lugar. Para ser M.C. hay que estar al menos tres años o más.
Aparte hay más compromisos, hay un comité del moto club nacional, porque está dividido en distintos comités, norte, sur, centro y levante-Cataluña, todos nos identificamos por los mismos colores, letras blancas, tira negra y banda roja. No queremos coincidir con los colores de otros clubes, si hay coincidencias no suele haber problemas para que los más jóvenes los cambien, casi todos lo entienden.

P.- ¿Cómo es la convivencia entre los clubes?
R.- Para eso está en comité, la mayoría de las veces son una serie de normas no escritas que se respetan por parte de todos para una convivencia pacífica. En los años 80 la convivencia no era tan pacífica, hace años había pocos clubes de motos que fueran de Harley Davidson, eran casi todos clubes iniciales, filiales de clubes franceses que comenzaban a hacer delegaciones en España, clubes como “Centuriones” y “Ases”, que coincidían en colores y entonces chocaban y hubo algún lio, pero al final “Ases”, que eran más jóvenes cedieron.

P.- Porque son tan importantes los colores?
R.- Es una seña de identidad y como todas es muy particular, es como la bandera y a nadie le gusta que le copien. En España no es tan brutal, pero en Estados Unidos los clubes son muy territoriales y marcan su territorio por sus colores, la rivalidad entre Hell Angels y Bandidos es legendaria, han tenido muchos problemas entre ellos. Por ejemplo en California hay una tregua desde hace años.
En España como te digo no es tan contundente, pero hay un mal concepto, como anécdota te puedo contar que hace poco me paró la guardia civil y lo primero que me dicen es que esto no es América, que si era un ángel del infierno y más preguntas estúpidas basada en estereotipos. Nosotros no tenemos problemas con nadie, nos llevamos bien con todo el mundo, aunque si es cierto que hay gente un poco más peligrosa que sabemos que ha sido vigilada por la policía, pero para nada es algo generalizado, todo lo contrario, aquí en España es muy esporádico.

P.- ¿Cuál es el concepto de un club de moteros?
R.- Depende, hay clubes como Bandoleros M.C. que tenemos claras nuestras preferencias, aquí lo primero es la familia, después está el trabajo y luego el club, en otros clubes lo primero y casi único es el club, por delante de la familia o del trabajo. El club para muchos es toda su vida, allí trabajan en distintos negocios y hacen la vida, pero esto en España es muy residual, en otros lugares de Europa está más arraigado y quizá más ligado a una actividad delictiva.

P.- ¿Existe una jerga motera?
R.- No es que haya un idioma, son una serie de gestos y formas de actuar…los colores, los capítulos, los saludos en la moto, todo eso lo entendemos todos, después hay gente que si usa cierta jerga, por ejemplo hay algunos que a su moto la llaman la “burra”, la “bicha”, la “cerda”, pero a mí eso no me gusta, hay mucho motero friki que se compra la moto por modas o caprichos, pero que no le interesa nada que esté vinculado con nuestro mundo, normalmente son esos los que llaman así a sus motos, nosotros somos distintos.
Mira yo he trabajado cinco años para Moto Harley Davidson, la gente que venía a comprar una moto no sabía lo que quería, sólo venían por un nombre , una marca…joder! A mí probando las motos se me han caído más de cinco tíos, por eso te digo que los que usan esa jerga suelen ser los domingueros.

P.- ¿En un club como el vuestro solo se admiten moteros de Harley Davidson?
R.- No, en el nuestro no, pero los hay que sólo admiten Harley-Davidson. En el nuestro hay Yamaha Virago, Suzuki Volusia, Honda Sadow, sólo ponemos los requisitos de que sean motos “custom” y de más de 500 c.c.

P.- ¿Cómo fue tu introducción en este mundo y en Bandoleros M.C.?
R.- En el año 99 me compre la Harley-Davidson y al año siguiente entré en el club. Llevaba mucho tiempo conociendo esta cultura, me fascinaba. Entré en Bandoleros por un amigo del Bilbao, en aquel momento Bandoleros sólo estaba en Jaén. Pasé un año siendo “Hangaround”, es el periodo que hay que estar, sólo te dan unos parches de novato. Después otro año de “prospect” donde ya llevas el logo de los hermanos y las letras M.C., seis meses después llevas las bandas y al final la calavera. Todos esos pasos son para ir conociendo a la gente en las diferentes etapas, como “hangaround” y “prospect” y hay obligaciones ineludibles como la obligatoria asistencia a la fiesta anual de Jaén y en definitiva en esas etapas a todo lo que organice el club. Si alguien no cumple con las obligaciones que impone el club se le puede echar y hay dos formas “good standing” o “bad standing”, o sea, por las buenas o por las malas.

P.- ¿Y algún ritual?
R.- Como en casi todos los sitios hay novatadas y muchas putadas, Además está el “bautizo” cuando entras a formar parte del club , por ejemplo los de Jaén son muy buen gente y bautizan con cerveza, pero yo aquí soy un poco más bestia, bautizamos con los posos del café, con los restos de la copas, o con los restos de la comida, el otro día sin ir más lejos bautizamos a uno con los huesos de las costillas (risas), durante el bautizo arrancas el parche de “hangaround” y le pones del de “prospect”. Este fin de semana hemos bautizado a dos de “support “ a “hangaround”

P.- ¿Cuántos miembros componen Bandoleros M.C. en España y en Torrelavega?
R.- Aquí somos la partida Costa Norte, somos tres miembros de Torrelavega, dos de Asturias y uno de Bilbao, y nos llamamos Costa Norte porque hay otro club en Cantabria que son los Escorpiones que ya llevaban el nombre de Cantabria antes que nosotros y no pisamos su procedencia. Las partidas deben tener al menos cinco miembros, algo que nos vino muy bien a todos porque de ese modo podíamos formar una partida en el norte de España. En total Bandoleros M.C. somos unos treinta miembros en toda España. Es un mundo para pasarlo bien.

P.- ¿Hay una estética definida en lo físico y en la forma de vestir?
R.- No hay una estética común en los clubes. Antes era una moda más peluda, melenas, patillas, barbas, ahora es un poco más diferente, tanto pelo da mucho calor con el casco!, ahora te encuentras con gente un poco más arreglada jajajaja.
En cuanto a la vestimenta sí que la cosa es más común, las botas, pantalón de cuero o vaquero, camiseta negra y por supuesto el chaleco del club.

P.- ¿cada cuánto os reunís?
R.- Todos los años hay dos eventos de asistencia obligatoria, la asamblea nacional y la fiesta del capítulo madre en Jaén. La asamblea general de este año se celebró en Suances, en mi casa, allí se quedaron 18 hermanos y durante esa asamblea se habla del régimen interno, se proponen cosas, se habla de todo lo que rodea al club. Cada capítulo aporta a la asamblea dos “full colors”, no hay más miembros de un capítulo que de otro para que nadie tenga preponderancia sobre los demás. Mientras que la asamblea está reunida los demás se encargan de socializar, hacen la comida, se encargan de la bebida, normalmente acuden las familias….

P.- ¿Cuántos clubes hay en Torrelavega y en Cantabria?
R.- En Torrelavega está el H.D.C., o sea el Harley Davidson Club, en Santander hay muchos clubes , 20 o 30.
P.- ¿y qué tal es la relación entre vosotros?
R.- En general muy buena, hay mucho respeto. El otro día por ejemplo al concierto que celebramos en el Winchester vinieron los “Escorpiones” y hubo muy buen rollo. A veces surgen roces, pero normalmente son por chorradas, por no saludar y cosas así, pero en general las relaciones son muy buenas.

P.- ¿Sois un poco niños grandes?
R.- Si, un poco niños si somos, lo vivimos como una forma lúdica de evadirnos de la vida normal, del trabajo, nos divertimos mucho, lo vivimos así como una diversión.

P.- Y en el centro de todo eso, el “Winchester”…
R.- Se ha convertido un poco en el centro de toda la movida motera, organizamos muchas cosas, hace poco una “frankfurada”, donde por cierto me quedé corto con las salchichas jajajajaja y eso que pusimos doscientas y pico salchichas, también hubo otra de chili con carne…imagínate no dio con 25 kilos de chili jajajajajaja

3 comentarios:

  1. Un tipo extraordinario, tomarse una copa en su "garito" siempre es un momento de disfrute. Gran entrevista, enhorabuena a los dos.

    ResponderEliminar
  2. estoy claramente desfasado, no sabía que habia cambiado el duendes y ahora lo llevaba paco. Gracias por informar, habrá que pasar a tomar una cerveza y ver el local. Molaría hacerle unas fotos

    ResponderEliminar
  3. Vaya dos fenómenos, buena entrevista... Gin-tonic premium de gran calidad...

    ResponderEliminar